Ministerio de Salud expide guía para evitar el abuso de las cesáreas

El Ministerio de Salud Pública (MSP) promulgó este 05 de noviembre de 2015 la Guía de práctica clínica de atención del parto por cesárea, que detalla en qué casos y cómo debe realizarse una cesárea, de acuerdo con criterios médicos especializados de alto valor, ampliamente revisados y validados.

La promulgación se realizó a través del Acuerdo Ministerial 5311, firmado por la ministra de Salud, Carina Vance. El documento dispone que la Guía de Práctica Clínica sea aplicada a nivel nacional como una normativa de carácter obligatorio para todo el Sistema Nacional de Salud (establecimientos públicos y privados).

La Guía de práctica clínica de atención del parto por cesárea amplía y profundiza en los contenidos del Acuerdo Ministerial 5283, de agosto de 2015, en el cual se expiden los “lineamientos para la racionalización de la práctica de cesáreas en los establecimientos de salud del Sistema Nacional de Salud”.

La publicación de estos documentos responde a la necesidad de reducir el número de cesáreas que se practican en el país. De acuerdo con el Tomo II de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut), lanzado en abril de este año, en Ecuador en el año 2012 el 41,2% de los partos se dieron por cesárea. La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que solo entre el 10% y el 15% de los partos deberían darse de esta forma.

En los establecimientos del Ministerio de Salud Pública, los partos por cesárea representaron el 29,3% del total de partos, mientras que en los establecimientos del IESS representaron el 49,5% y en clínicas privadas el 69,9%, de acuerdo con los resultados de la encuesta.

Según se cita en el Tomo II de Ensanut, “La OMS indica que, aunque el parto por cesárea puede mejorar los casos obstétricos en los casos clínicamente indicados, las excesivas tasas de parto por cesárea también pueden tener consecuencias negativas para la salud de la madre. De hecho, se ha encontrado que la tasa de mortalidad materna en las mujeres que se someten a una cesárea es de cuatro a diez veces mayor que en un parto vaginal, ya que puede causar sangrado, infección, complicaciones anestésicas, depresión, entre otras. Asimismo, las cicatrices uterinas pueden dejar lesiones que impidan futuros embarazos”.

El Ministerio de Salud Pública, a través de la promulgación de guías de práctica clínica, reitera su compromiso para favorecer al mejoramiento continuo de la calidad de los servicios de salud y brindar herramientas que permitan a los profesionales de la salud orientar su ejercicio en base a la mejor evidencia científica. Estos instrumentos se han desarrollado con la activa participación de especialistas altamente calificados, tanto de la Red Pública Integral de Salud (instituciones públicas) como de la Red Complementaria (instituciones privadas); hasta el momento se han publicado 39 de estas guías.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *