Programa Nacional de Municipios Saludables

Es una propuesta liderada por el Ministerio de Salud Pública para impulsar que los Gobiernos Autónomos Descentralizados –GAD- municipales aborden de manera integral los determinantes que influyen en el estado de la salud de la población, mejorando el bienestar y la calidad de vida de la ciudadanía.

El papel de los municipios es fundamental para contribuir a la salud con políticas locales, como:

 

Es una herramienta de diagnóstico para analizar la diferentes dimensiones que determinan la salud de la población y ayuda a evaluar hasta que punto una municipalidad es un entorno saludable. El modelo aborda siete componentes:

  1. Libre de contaminación
  2. Generar espacios saludables
  3. Fomentar la movilidad saludables
  4. Impulsar la economía saludables
  5. Incentivar prácticas saludables
  6. Gestionar riesgos
  7. Planificar de forma participativa

Cada componentes tiene varios ejes de trabajo los mismos que contienen indicadores que valoran el estado de situación del municipio con los colores del semáforo:


La evaluación del GAD municipal se realizará en base al cumplimiento de los indicadores establecidos en el Modelo de Certificación. A medida que se cumplan con un mínimo del 35%, 60% y 85% de las metas establecidas para los indicadores en color verde (nivel óptimo), el municipio podrá ser considerado:

Certificado 1 (35%): Municipio Promotor de la Salud
Certificado 2 (60%): Municipio Garante de la Salud
Certificado 3 (85%): Municipio Saludable

El proceso para la certificación cuenta con tres fases: adhesión, desarrollo y certificación.

Los municipios deben superar una fase y para alcanzar la acreditación debe cumplir obligatoriamente con los siguientes requerimientos:

 Fase   Requerimiento
I. Adhesión
II. Desarrollo
III. Certificación